La ciencia es parte fundamental en el proyecto de recuperación del melón de Torres de Berrellén. La depuración de la semilla dirigida desde el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria del Gobierno de Aragón ( CITA-Aragón ) cuenta con técnicas de autofecundación y selección de semilla a partir de análisis físico-químicos y organolépticos de los melones, apoyados en catas desarrolladas desde el Centro de Transferencia Agroalimentaria de Aragón ( CTA-Aragón ).



Estudios del Instituto Geológico y Minero de España (
IGME ) sobre análisis físico-químicos de diferentes suelos y aguas de riego han demostrado que la textura franco-arcillosa de los suelos de Torres y el contenido en cloruro sódico de las aguas de riego procedentes del Ebro justifican el gran tamaño y la sabrosidad del Melón de Torres de Berrellén.